¿TIENES UNA ENTREVISTA DE TRABAJO? ELIGE EL COLOR ADECUADO

¿TIENES UNA ENTREVISTA DE TRABAJO? ELIGE EL COLOR ADECUADO

octubre 5, 2018 0 Por Espacio Curvy -

Cada vez son más los profesionales que acuden a las oficinas y a sus puestos de trabajo con ropa informal; sin embargo, algunas empresas, sobre todo las grandes corporaciones, aún mantienen la etiqueta en su día a día. Si quieres formar parte de estas plantillas, tendrás que causar una buen primera impresión en la entrevista de trabajo. Para ello, no solo deberás cuidar tu vestimenta, sino también su color.

Los colores básicos son el azul marino, el gris y el negro. Un pantalón o una falda de estos colores, combinado con una camisa blanca, es un must en todos los armarios. Este atuendo puede ser fácilmente modernizado con un pañuelo, un bolso o un cinturón de un color más vistoso, tal como el rojo, el azul claro o el verde.

¿La empresa para la que vas a realizar la entrevista de trabajo tiene un color corporativo? Procura incluirlo en tu vestimenta, aunque debes saber que cada tonalidad tiene una característica propia y comunica un mensaje determinado

REGLAS GENERALES

  • Colores sólidos frente a ropa con patrones: lo más importante es que el entrevistador no nos recuerde por nuestro atuendo y que se centre en nuestras habilidades, no en cómo vestimos. Los colores sólidos ayudan a que esto ocurra. Azul marino, gris oscuro o negro son colores que no distraerán al entrevistador, algo que los estampados y los patrones, como rayas en el traje, sí pueden llegar a hacer.

 

  • Colores neutrales frente a colores vivos: los colores neutrales como los ya mencionados son preferibles a colores chillones o demasiado luminosos. De nuevo, se trata de no distraer la atención del entrevistador y de ofrecer una imagen más sobria. Los colores pálidos son una buena opción para no resaltar y, sobre todo, no parecer demasiado autoritario, algo en lo que se fijan quienes buscar personas para puestos relacionados con el área de servicios o atención al cliente.

 

  • Conoce el entorno de trabajo: siempre que sea posible intenta conocer de antemano el ambiente de la oficina y su entorno. Esta es sin duda la mejor forma de que el color y estilo de tu atuendo encaje con la empresa.

Lo más importante que debes tener en mente es que la ropa vaya con tu personalidad y acorde con la empresa, pero siempre formal y cuidando los detalles.

¡Mucha Suerte!

Siguennos en: